Última Hora

Consciente de que tendrá que trabajar muy duro por una oportunidad en el arco, pero a sabiendas que es un gran paso en su corta carrera, así se mostró Kevin Chamorro en su presentación oficial como nuevo guardameta del Saprissa.

De paso, el exsancarleño, utilizará el mítico dorsal número 1 que le da un baño de confianza, pero no le garantiza para nada la titularidad.

Su principal obstáculo será Aarón Cruz, un portero que cerró muy bien el campeonato gracias a estar curtido en las críticas del pasado que lo han hecho madurar hasta ser líder bajo el arco.

Chamorro sabe que lo único que de momento puede ofrecer es trabajo y que solo así podrá ganarse un cupo en el once estelar.

“Lo mío es el trabajo, siempre he venido de menos a más. Mi camino no ha sido fácil, ha sido largo y agradezco a mi familia y diferentes personas que me han ayudado. El paso que estoy dando a esta gran institución es muy grande, pasé altos y bajos en mi vida, pero estoy orgulloso de estar acá”, mencionó el nuevo guardameta.

El portero sabe que sobre la competencia que tendrá y su nuevo reto a partir de ahora.

“Sé sobre la competencia que tengo, no solo de Aarón, sino Dylan Carvajal, quien es un joven que sabemos que viene empujando desde abajo, pero vengo a aportar mi grano de arena, a sudar la camiseta y aportar lo que corresponde.

“Yo no puedo prometer nada, prometo trabajar fuerte para lograr la titularidad, por esta camisa lo daré todo y la mentalidad mía es trabajar para ser titular”, explicó el portero de Sardinal de Carrillo, Guanacaste de 21 años.

Finalmente, sobre portar la mítica camiseta número 1, el joven portero fue muy claro con esto: “El número de la camiseta no representa nada, pues hay muchos porteros que han utilizado otros números, pero también me da mucha responsabilidad porque sé el peso de la camiseta de esta institución”.

Youtube Teletica