Última Hora

Diputados estudiarán con lupa el acuerdo de financiamiento que el Gobierno presentará ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) a inicios de octubre próximo. 

Las medidas fueron anunciadas la tarde de este jueves. Las más relevantes tienen que ver con la introducción de nuevos impuestos; por ejemplo, el tributo a bienes inmuebles pasaría de 0.25% a 0.75%; además, proponen gravar con 0.3% las transacciones financieras y electrónicas, entre otros tributos. 

Los jefes de fracción conocieron el plan antes que el resto del país, justamente en una reunión con el presidente de la República, Carlos Alvarado, y su equipo económico. 

"Le pedimos al Presidente que nos hagan llegar las propuestas de forma escrita, conocer el detalle de cada una de ellas y conocer las estimaciones que el Gobierno ha calculado en esta propuesta, cuál es el tiempo de recuperación en materia fiscal para alcanzar un superávit de al menos 2%", manifestó Luis Fernando Chacón, jefe de fracción del PLN.

"Estaré impulsando las reuniones a lo interno para discutir las propuestas, traer al seno de la fracción a diferentes expertos en cada una de las líneas para que la fracción las analice y podamos definir una posición con la responsabilidad y defendiendo los intereses de las mayorías y de los que menos tienen", agregó el verdiblanco.


El Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) se refirió, específicamente, al tema de nuevos impuestos. 

"Dejo claro que cualquier impuesto regresivo que venga a golpear el bolsillo de los costarricenses o a disminuir el incentivo de inversiones para nuevas generaciones de empleo, no contará con los votos del Partido de la Unidad Social Cristiana", advirtió el jefe de fracción, Rodolfo Peña.

El Gobierno anunció algunas medidas para la reducción del gasto; por ejemplo, un programa de movilidad laboral voluntaria para el sector público; también la reducción de la deuda política de 0.19% a 0.10%, propuesta que ahorraría unos 30 mil millones de colones, según el ministro de Hacienda. Además, la "no acumulación de anualidades" por cuatro años. 

La contención del gasto es, precisamente, uno de los aspectos que más preocupa a Restauración Nacional. 

"Nos corresponde analizar bien la propuesta porque lo que sorprende es que, una vez más, el Gobierno mencionó absolutamente de lo que es el recorte al gasto. Es algo que hemos estado pidiendo bastante, también sobre lo que todo esto va a generar y no nos dieron respuesta (...) En estos momentos no le podemos exigir al que no tiene, y eso es lo que está sucediendo con la mayoría de los costarricenses en medio de la pandemia", aseguró su jefa de fracción, Xiomara Rodríguez.

Carlos Avendaño, del mismo partido, aclaró que todas las propuestas deben pasar por la Asamblea Legislativa, donde se asegurarán de no afectar a la clase trabajadora, desempleados y personas de menos recursos. 

"Si se aplica un impuesto a las transacciones toda la gente tiene que pagarlo, creemos que debe de haber un umbral bien alto para poder exonerar a este ámbito de personas.
También, los impuestos de renta a las empresas, nos preocupa la productividad y la generación de empleos y eso va a ir en detrimento del empleo y ya los márgenes de desempleo son enormes en el país", dijo el legislador.