Última Hora

Bernal Fonseca / Empresario, comunicador y productor de televisión

A partir de este miércoles 6 de octubre, con la “activación” del artículo 147 del Código Electoral, el Tribunal Supremos de Elecciones (TSE) dará el banderazo de salida a la disputa por conseguir representatividad ciudadana en los siguientes puestos: la silla presidencial, las dos vicepresidencias y las 57 diputaciones.

Un sistema complejo. Empecemos por lo que somos ante este escenario; un lugar en el que todos los intereses, deseos y pugnas de poder se combinan con la rigidez, obsolescencia y falta de intencionalidad del sistema nacional.

Según el Centro de Investigaciones y Estudios Políticos (CIEP) de la UCR, en una de sus encuestas recientes, los temas que más preocupan a las personas, de cara a este proceso popular, se concentran en el deterioro de la salud pública, el desempleo, costo de la vida, inseguridad y delincuencia.

Por ello, en el marco de la ciencia de la complejidad y ante lo manifestado por el CIEP, ir a las causas y concentrarnos en ellas, nos dará un punto de partida para la acción.

Deterioro de la salud pública. Esta es una realidad que va más allá del efecto de la pandemia; pasa por las listas de espera, la infraestructura hospitalaria, la sostenibilidad a futuro de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), las medidas para la seguridad social de profesionales independientes o para quienes forman parte de empresas emergentes y, por supuesto, como suele suceder en la mayoría del sistema, la burocracia es una motivadora del retroceso.

Desempleo. Empecemos por decirle a la población que los empleos que conocimos en la década de los 80 ya no son funcionales, que ahora aspiramos a modelos de trabajo digitales, basados en tecnologías como inteligencia artificial, análisis de datos, internet de las cosas, programación y todo lo relacionado con la era de la revolución industrial 4.0.

Para conseguir esa transformación en el pensamiento colectivo se necesita de un sistema educativo que modifique o actualice de inmediato sus planes de estudio en todos los niveles, promueva la inclusión igualitaria de todas las personas a estos campos de formación y maneje la autocrítica como su estandarte; lejos de la displicencia con que se comporta actualmente.

Costo de la vida. Es uno de los fenómenos más palpables, pero menos abordados para el entendimiento generalizado. Cuando se habla acerca de la inflación de la canasta básica, el poder adquisitivo del colón, los paquetes de impuestos o los servicios básicos, por ejemplo, no podemos olvidar que la educación financiera es una materia pendiente para comprender lo que nos cuesta vivir en la “suiza centroamericana”. Hablemos sencillo y transparente en esta materia.

Inseguridad y delincuencia. En los últimos tres años, según el sitio especializado en estadísticas “Numbeo”, Costa Rica ha visto un incremento en sus indicadores de inseguridad, colocándose en el puesto 32 de 133 naciones analizadas en el mundo. Por lo tanto, cuando la complejidad antes mencionada no encuentra una ruta de solución, elevar los números en esta área es el destino que nos espera.

Frente a este panorama, serán 25 las personas candidatas a tomar el timón de este sistema complejo, una cifra récord en la historia electoral, y 14 de ellas buscan al mismo tiempo una diputación. Concentrémonos en las causas que nos han traído hasta acá, construyamos nuestra nación y hagamos valer la ciudadanía que ejercemos. Finalmente, como dirían en la película “Los Juegos del Hambre”: ¡Que empiecen los juegos!

Sigamos creando criterio en conjunto y recuerden que si desean compartir conmigo sus puntos de vista pueden hacerlo al correo [email protected] o a través de mi perfil en LinkedIn.

Youtube Teletica