Última Hora

Carlos Aguirre / Consultor Desarrollo Humano Estratégico

Todos los días se nos depositan 86400 segundos en el banco del tiempo, cuya única diferencia con respecto a cualquier otro banco es que el tiempo no puede ser ahorrado, sino que lo tenemos que gestionar de la mejor forma posible. El no hacerlo trae consigo consecuencias emocionales, mentales y físicas.

¿Se ha preguntado cómo le va con la gestión de su tiempo? Lo anterior debido a que algunas personas les alcanza el tiempo para muchas cosas y otra no lo logran, más bien sufren tanto que padecen y los enferma el estrés.

¿Ha identificado cuales podrían ser los ladrones de su tiempo? Existen varios factores que resultan causas que le impiden cumplir con lo establecido no solo en los ambientes profesionales de su trabajo, sino también en ámbitos valiosos que tienen que ver con sus sueños, aspiraciones y metas. Esta situación se convierte en un obstáculo que nos impide tener mayores logros.

Estos ladrones del tiempo no nos permiten disfrutar cada momento, por el contrario, causan que lo suframos. Algunos de estos se citan a continuación:

Exceso de conversaciones. Actualmente, resulta muy fácil perdernos en conversaciones debido a la cantidad de posibilidades para entablarlas, pero todo tiene un tiempo y un orden en el día. Las horas existen para que precisamente no todo suceda a la misma vez.

Pensamientos con carga negativa. Generamos cualquier cantidad de pensamientos al día, lo malo es que algunos no nos conducen a nada. Por ello, debemos buscar la forma de acallar esa voz interior y darle un enfoque más reflexivo, el cual nos lleve a innovar, crear, imaginar, soñar y luego aterrizar con ideas que nos acerquen a ese alguien que verdaderamente somos.

La indecisión. Este es otro ladrón de nuestro tiempo, pues no nos deja tomar las decisiones en el momento oportuno.

 La procrastinación. El 20 % de las personas se identifican a sí mismos como procrastinadores crónicos, ya que dejan para mañana o para nunca las cosa que se deben hacer hoy.

Son muchos los ladrones del tiempo y cada persona tendrá los suyos. Adicionalmente, entre los más comunes, podemos mencionar:  el desorden, la falta de sueño, las multitareas, el no saber decir “no” y el no delegar.

Si todos tenemos el mismo tiempo, ¿por qué es que no todos rendimos de la misma forma? Quizás sea tan sencillo como ser conscientes y buscar un método que nos ayude a liderar de formar diferente no solo a los equipos a los que pertenecemos, sino lo más importante: nuestra propia vida.

Administrar el tiempo realmente significa administrarse uno mismo, de manera que se pueda optimizar el rendimiento del tiempo disponible.

El secreto de tener tiempo para trabajar, estar con la familia, pasar tiempo con los amigos, practicar deporte, leer, ir al cine, relajarse, soñar y pensar, es sencillo: saber autogestionarse, es decir, trabajar con uno mismo la administración del tiempo, una de las competencias más importantes en los tiempos que estamos viviendo.

 "El tiempo es más valioso que el dinero. Usted puede conseguir más dinero, pero no más tiempo” -Jim Rohn.

Youtube Teletica