Última Hora

La Policía de Control Fiscal desmanteló hoy una red que traía al país cigarrillos de contrabando.

Según estimaciones preliminares, este grupo trajo de forma ilegal, unos cinco millones de dólares en cigarrillos, casi 3.000 millones de colones.

En los allanamientos no se logró detener al cabecilla de la organización, un hombre de nacionalidad cubana.

Se logró detener a cuatro personas, entre ellas la esposa del cubano, quien trató de esconder varios millones de colones en los basureros de la casa, al momento de la detención.

Para la policía, el contrabando de cigarrillos ha alcanzado niveles tan altos como el propio narcotráfico.