Última Hora

Dos pescadores que salieron a navegar en Puntarenas quedaron a la deriva bajo fuertes vientos y oleaje, luego de experimentar problemas mecánicos a unas 6.4 millas náuticas de Caldera.

A pesar del pequeño tamaño de la embarcación de nombre “Cafecito”, matrícula P9655, pudo soportar la embestida del mar por el mal tiempo que ha afectado al país esta semana y, en específico, a todo el litoral Pacífico.   

“El rescate estuvo a cargo de las embarcaciones GC38-12 y GC32-9 del Servicio Nacional de Guardacostas, las cuales patrullaban cerca de donde se encontraban los pescadores en aguas del Golfo de Nicoya, por lo cual tras recibir el llamado de emergencia mediante el 9-1-1, de inmediato se dirigieron al lugar de los hechos”, señaló el Ministerio de Seguridad.

Los tripulantes tuvieron que soportar fuertes vientos y un oleaje muy alto: la embarcación en cualquier momento podía volcar, provocando así una tragedia; pero la rápida acción policial permitió rescatarlos.

“Tras hacer contacto con la lancha, los guardacostas remolcaron la embarcación y la dejaron en un lugar seguro en Caldera junto con los dos pescadores”, indicó Seguridad.

Los dos tripulantes llegaron en excelente estado de salud a tierra y no sufrieron daño alguno.