Última Hora

Agentes judiciales lograron establecer desde qué sitio y con qué dispositivo, uno o varios sospechosos, accedieron al correo electrónico y cuentas bancarias de un hombre.

Todo esto como parte de una causa por un delito poco conocido: violación de correspondencia o comunicaciones.

Los agentes judiciales allanaron el local comercial que se dedicaba a la venta y reparación de dispositivos electrónicos en el sector de Grecia, logrando decomisar un teléfono celular y tres computadoras portátiles, esto como parte de la investigación.

Según el artículo 196 del Código Penal, la violación de correspondencia o comunicaciones será reprimida con pena de prisión de uno a tres años.

Vea los detalles en el video adjunto.