Última Hora

Once turistas fueron los primeros en subir hasta el cráter del Volcán Turrialba, luego de permanecer cerrado por ocho años.

Cumpliendo con todos los protocolos sanitarios y de seguridad, los visitantes ingresaron a las 5 a. m. de este viernes para realizar el tour.

En el acto protocolario realizado en el portón de ingreso del Área Silvestre Protegida estuvo presente la Primera Dama, Claudia Dobles, la ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza, el director del Sistema Nacional de Áreas de Conservación, Rafael Gutiérrez, el alcalde de Turrialba, Luis Fernando León, la presidenta de la Cámara de Turismo del cantón, Ida Herrera, y los diputados de la zona Pablo Heriberto Abarca, Paola Valladares y Laura Guido.

“Es importante destacar que la reactivación del turismo en la zona genera un impacto positivo en la economía cercana a este Parque Nacional y permitirá salir adelante a los pequeños y medianos emprendimientos que se han visto afectados. Esta es una hermosa zona e invitamos a toda la población a venir a conocerla”, comentó la Primera Dama.

Las instalaciones de este Parque Nacional fueron remozadas en los últimos meses con obras como la construcción de barandales en la zona del mirador, pantallas de seguridad ante una eventual erupción, servicios sanitarios y rutas de emergencia.

El horario establecido para el ingreso de visitantes es de 5 a. m. a 10 a. m. en época seca y de 8 a. m. a mediodía en época lluviosa.

El pago del derecho de admisión se realizará únicamente mediante tarjetas de débito y crédito, con tarifas de 1.000 colones para residentes y 12 dólares para no residentes, además del impuesto de ventas.

La reservación de entradas será vía telefónica a los números 2559-0117 y 8534- 1063, de lunes a sábado de 8 a. m. a 3:30 p. m.

Debido a la emergencia por COVID-19, los grupos de ingreso son de máximo 17 personas cada hora.

Las caminatas para ingresar a la cima consisten en un ascenso de unos cinco kilómetros, un camino con fuertes pendientes y material suelto. El tiempo estimado es de cuatro horas entre el ascenso, descenso y estadía en el mirador del cráter.

Además, los visitantes deberán ser acompañados de forma obligatoria durante todo el recorrido por un guía turístico acreditado y capacitado. El pago por este servicio es de 6.000 colones y se cancela en el mismo parque.