Última Hora

Casi 9 años han pasado desde que el escándalo llamado Ecoteva se empezara a investigar en nuestro país.

La solicitud de extradición que hicieron las autoridades peruanas del exmandatario Alejandro Toledo, investigado aquí y en su país, da muestra de cómo se gestaron entre Panamá, Costa Rica y Perú una serie de transferencias millonarias entre algunas sociedades anónimas, de las cuales formaban parte dos empleados de una oficina de abogados en San José.

Ahora, Toledo se enfrentará a una extradición, aprobada el 28 de setiembre pasado por los Estados Unidos, que permitiría su traslado a Perú.

A continuación, el paso a paso de las gestiones en cuestión, tal y como las relató el notario costarricense, Melvin Rudelman, a la Fiscalía de Legitimación de Capitales.

"Que entre el 19 y el 20 de enero de 2012, le fue presentado el señor Alejandro Toledo, quien luego se apersonó a su oficina notarial en compañía de Avy Dan On, oportunidad en la que le planteó la posibilidad de abrir una sociedad anónima a su suegra Eva Fernenbug. 

Al día siguiente Toledo se presentó nuevamente a la oficina de Rudelman con la idea concreta de ser ayudado a constituir la sociedad, habiendo escogido el propio Toledo el nombre de Ecoteva Consulting Group S.A., indicándole que la presidencia y representación recayera en su suegra.

El 23 de enero fue constituida la sociedad con colaboradores de la notaría (José Ángel Zamora Alfaro y Claudia Elena Centeno Fuentes) quienes comparecieron como socios constituyentes y, luego, procedieron a hacer el respectivo endoso del total de las acciones indicadas por el señor Toledo.

A mediados de julio de 2012, Rudelman recibió llamadas de Toledo en las que le informaba que Eva Fernenbug iría a Costa Rica, quien se presentó en su oficina el 18 de julio de 2012 y le comentó que venía del banco Scotiabank y que querían transferir unos dineros a Perú.

David Eskenazi Becerra, abogado peruano, le solicitó que hiciera un contrato de mutuo hipotecario por un valor de 3 millones de dólares, mediante el cual Ecoteva le prestaba a Eva Fernenbug (suegra de Toledo) dicho monto y no fue sino hasta el 6 de marzo de 2013 en que Eskenazi le solicitó protocolizar el mutuo hipotecario; posteriormente, el 15 de noviembre de 2012, Alejandro Toledo y su esposa fueron a Costa Rica, donde el primero realizó una charla religiosa cultural".

Pero ¿Cómo se trasladaron casi 20 millones de dólares, según la investigación en Perú, pagos hechos por la constructora Obedretch, al exmandatario Toledo para la adjudicación de una obra cuando este era el presidente?

“Se transfiere luego un monto de 27 millones de dólares a la cuenta de la empresa Confiado Internacional en el banco LGT de Suiza, de esta cuenta posteriormente entre los años 2006 al 2010 se transfirieron empresas en Costa Rica”, indica la investigación peruana.

Confiado internacional Corp (sociedad domiciliada en Panamá) transfirió el dinero que recibió de Warbury and Co (sociedad domiciliada en Escocia) a la cuenta de las empresas domiciliadas en Costa Rica Ecostate Consulting S.A. y Milan Ecotech Consulting S.A.

En esas últimas, inicialmente aparece como presidente el señor Abraham Dan On, amigo personal de Alejandro Toledo, incluso fue jefe de su seguridad cuando ejercía el cargo de presidente del Perú.

Youtube Teletica