Última Hora

El proyecto que legalizaría el cultivo y comercio del cannabis medicinal en Costa Rica entró este lunes en su recta final y podría convertirse muy pronto en ley de la República.

Los diputados acabaron de analizar las mociones de reiteración presentadas al expediente y con esto iniciaron la discusión por el fondo de la iniciativa, que también haría legal la producción y venta de cáñamo en el país.

De las mociones reiteradas se aprobaron dos últimos cambios: uno para elevar a 40 el porcentaje de licencias agrícolas para el cultivo de cannabis que irán dirigidas a Mipymes, organizaciones de pequeños y medianos productores, cooperativas agrícolas o asociaciones de desarrollo indígena; el otro para que se limite a una las licencias de cultivo y/o comercialización por persona física o jurídica.

Con esos cambios aprobados el Plenario inició la discusión por el fondo con la independiente Shirley Díaz y Mileidy Alvarado de Restauración Nacional, ambas enemigas de la propuesta.

Díaz criticó, entre muchas otras, la división de poderes que se creará entre el Ministerio de Salud y el de Agricultura, ambos rectores en la materia, y principalmente que el Congreso estaría legalizando el cultivo “de una droga dañina por los intereses de grandes productores”.

“No nos engañemos, en otros países donde se legalizó la marihuana medicinal se disparó el uso de esta sustancia de manera ilegal… Y ustedes siguen creyendo que con este proyecto no va a pasar nada”, dijo replicando lo que dijo eran noticias de medios internacionales.

Alvarado, por su parte, aseguró que Costa Rica aún no está preparado para la producción de cannabis y que esa tesis está respaldada por buena parte de la institucionalidad del país.

Añadió, además, que con estos permisos se estaría abriendo una peligrosa puerta al narcotráfico y el crimen organizado y que las autoridades del país no están en condiciones de atender la situación que esta industria provocaría.

Pese a esto, a lo largo de la discusión del proyecto las voces conservadoras dentro del Plenario han sido minoría, por lo que es posible que ese rechazo no logre impedir la aprobación del proyecto esta misma semana.