Última Hora

Hace cuatro años las elecciones municipales tomaron mayor protagonismo.

En febrero de 2016 se celebró por primera vez esta fiesta electoral en una fecha distinta a las elecciones presidenciales.

Esta separación fue posible gracias a las reformas que se hicieron en el Código Municipal y en el Código Electoral, un proceso que inició desde 1998.

Estos cambios buscaban darle mayor visualización a los comicios locales, pues en antaño pasaban desapercibidos.

También se estableció la fecha de las elecciones municipales a medio período para permitir a los partidos políticos obtener recursos económicos, una vez finalizadas las elecciones presidenciales.

Este 2 de febrero será clave para determinar si la participación del electorado aumenta.

En las últimas elecciones el abstencionismo fue de un 64,6%, es decir, menos de la mitad de los empadronados fue a votar.