Última Hora

El exingeniero del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), Luis Guillermo Loría, negó este jueves ante los diputados que investigan el caso “Cochinilla” que él estuviera a cargo de realizar un informe para desvirtuar los señalamientos del laboratorio sobre la calidad del asfalto utilizado en el proyecto de las Garantías Sociales.

Loría, quien recientemente fue despedido sin responsabilidad de Lanamme y la UCR en su rol de catedrático y coordinador general del Programa de Infraestructura del Transporte (PITRA), aseguró que entre abril y mayo de 2020 la empresa Ingeniería Técnica de Pavimentos (ITP, subsidiaria de la constructora MECO), lo contactó para realizar un informe técnico en el tema de fatiga de materiales.

El ingeniero aceptó que sabía que el informe pretendía rebatir los señalamientos que hizo Lanamme a la calidad del asfalto utilizado por MECO en la construcción de ese viaducto; sin embargo, negó que su intención fuera desvirtuar al laboratorio.

“Yo no desvirtuó nada, menos el trabajo de mis compañeros de Lanamme a quienes estimo mucho, lo que no está bien es que usted venga a desestimar con cuatro muestras un trabajo, es un tema técnico de que para algo tenga significancia se necesitan más muestras”, defendió.

Sin embargo, en el expediente judicial del caso se reproduce una conversación telefónica que él mantuvo con el gerente de ITP, Óscar Martínez, donde queda en evidencia la intención de cuestionar, a toda costa, el criterio técnico del laboratorio, encargado de fiscalizar los proyectos viales en el país.

“Yo conozco esa conversación. Lo que les puedo decir es que estuve muy frustrado, muy molesto, pero no contra Lanamme ni contra la UCR, sino contra tres o cuatro personas. Hoy me siento más en paz, en ese momento me sentía más molesto”, dijo.

Loría aseguró que tenía su proyecto de vida alineado a la UCR y el Lanamme, por lo que su despido de ambos lo molestó y que necesitó ayuda psicológica para superarlo.

Aseguró, además, que su despido “fue más una persecución” por ser el principal contendiente para asumir la dirección del laboratorio.

Silencio

Este jueves, sin embargo, el ingeniero se negó a responder los cuestionamientos sobre las denuncias que propiciaron su despido.

José María Villalta (Frente Amplio) le presentó a Loría copias de facturas por $8 mil que él recibió por asesorías a empresas constructoras sobre proyectos que el mismo Lanamme tenía que fiscalizar posteriormente.

¿No le parece que hay una falta ética ahí?

“No, la persona más calificada en la región para dar un criterio técnico soy yo, lo técnico es lo técnico”, respondió, sin embargo, se negó a ahondar en el tema pues aseguró que esa disputa se mantiene en sede judicial.

“Lo que le puedo decir es que yo conocía bien los límites de mi trabajo”, dijo.

El próximo martes la comisión recibirá en audiencia al ingeniero de Conavi, Édgar May.

Además, el presidente del órgano, Pablo Heriberto Abarca, precisó que el canciller servirá de mediador con UNOPS para tramitar por escrito las consultas a la oficina, pues sus funcionarios se apegaron a la inmunidad de Naciones Unidas para comparecer.


Youtube Teletica