Última Hora

Este martes 5 de octubre cierra el padrón electoral y el Tribunal Supremo de Elecciones hará la declaratoria de elecciones 2022 este miércoles a las 10 de la mañana. 

Entre el numeroso grupo de aspirantes a gobernar Costa Rica, hay cuatro diputados: Eduardo Cruickshank de Restauración Nacional, Welmer Ramos del Partido Acción Ciudadana, Wálter Muñoz del Partido Integración Nacional y José María Villalta del Frente Amplio.

Aunque la ley lo permite, porque no hay ninguna norma que obligue a un diputado a renunciar, ¿seguirán estos diputados recibiendo su salario mientras estén en la campaña electoral?

“He decidido tomar un permiso sin pago, para poderme dedicar a la campaña política sin interferencia con las responsabilidades de la Asamblea Legislativa”, expresó Cruickshank.

Por su parte, Welmer Ramos aseguró que continuará como diputado: “debido a que tengo una serie de proyectos muy importantes que quiero concluir, pero garantizo que, cuando mis actividades políticas choquen con actividades legislativas, renunciaré a las dietas. Posteriormente, estoy valorando si pedir un permiso temporal para dedicarme de lleno a la actividad política”.

El salario bruto de un diputado es de aproximadamente 4 millones de colones.

“Pienso seguirme dedicando a mis funciones como diputado de la República, como lo he hecho hasta ahora, y dedicarme a actividades de campaña en los ratos libres, en las noches, en los fines de semana, como lo hace cualquier otra persona. Si en algún momento se da algún choque de horarios, por ejemplo, un debate, tendré que solicitar un permiso sin goce de salario para asistir a esas actividades”, explicó Villalta.

El diputado Walter Muñoz no respondió a nuestra consulta.

App Teletica