Última Hora

La clásica París-Roubaix, una de las competencias de ciclismo más importantes del mundo, estuvo cerca de terminar en tragedia este domingo.

Sorprendentemente, los pedalistas se encontraron con un tren cuando pasaban por el prueblo de Wallers, en el noreste de Francia, cortando así sus aspiraciones por realizar el mejor tiempo posible.

De hecho, en el intento por no abandonar la lucha por el primer lugar, algunos deportistas no acataron las órdenes de detenerse, poniendo en riesgo sus vidas. 

El alemán John Degenkolb se impuso tras los 253,5 kilómetros de esta 113ª edición.

Lo invitamos a observar el video.