Última Hora

El presidente Carlos Alvarado reaccionó ante la denuncia que las autoridades del hospital San Juan de Dios realizaron este día en contra de los huelguistas. 

Ileana Balmaceda, directora del centro médico, aseguró que un grupo de sindicalistas tomó una sala de cirugías e impidió la realización de procedimientos para pacientes con cáncer.

"Es inadmisible la toma de la sala de operaciones por parte de sindicalistas del Hospital San Juan de Dios.

"Instruí a los jerarcas del Ministerio de Seguridad Pública y la Caja Costarricense de Seguro Social para que realizaran las intervenciones necesarias que ya permitieron reanudar los servicios de cirugías de emergencias.

"Además se presentarán las denuncias correspondientes para sentar las responsabilidades.

La Fuerza Pública de Costa Rica se mantendrá a las órdenes de las autoridades de la CCSS, para garantizar la continuidad de los servicios. Estas acciones no serán toleradas", indicó el mandatario en sus redes sociales.

La Caja anunció que los quirófanos ya están bajo control de las autoridades y se reanudaron los procedimientos.

Balmaceda explicó que el centro médico se disponía a operar con apoyo de un equipo del CAIS de Puriscal, pero que un grupo de sindicalistas tomó la sala para realizar una reunión.

Incluso, indicó que un sindicalista "asistente de pacientes" es quien define qué se opera y a quién se opera. 

En vista de esto, el centro médico levantó un acta y tomará acciones legales. Los afectados son 80 pacientes con cáncer que han esperado mucho tiempo por una operación.

Los sindicalistas rechazaron haber realizado esta acción.