Última Hora

Todo inició en junio de 2019. Las autoridades le decomisaron 195 kilos de cocaína a un mexicano en las inmediaciones de Zapote. Un año más tarde, en agosto de 2020, el OIJ hizo otro decomiso de droga.

Fue gracias a la información que revelaron las investigaciones de estos casos que las autoridades determinaron que existía una red dedicada a crear empresas de construcción para blanquear dinero. Así fue como se abrió el expediente de la Operación Aztecas, la que llevó a la detención de 30 personas, 14 de ellos, funcionarios públicos. 

Jamás se imaginaron la magnitud de los tentáculos de esta red en el ámbito estatal.

"En ese momento, logramos establecer que había una estructura criminal que era dirigida por un grupo de colombianos, mexicanos y costarricenses", explicó el jerarca del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) este martes.

Se sospecha que esta red es dirigida por tres líderes: “Entre ellos, ubicamos a un sujeto de apellidos Camelo Méndez, otro de apellidos Montaño Mosquera y otro de apellidos López Cobo". Dentro de la lista también figura otro hombre importante de la red, un mexicano de apellido García.

Cuando se iniciaron las pesquisas de la Operación Aztecas, el OIJ se percató de que esta red tenía varias empresas fachada. "Tenían una alta disponibilidad de dinero en efectivo que no parecía tener origen lícito". 

Cuando empezaron a indagar más, descubrieron que se trata de un caso "realmente muy importante", señala Espinoza.

"Fue gracias a la información que revelaron las investigaciones de estos casos que determinamos que existía una red dedicada a crear empresas de construcción para blanquear dinero".

Así fue como determinaron que esta red criminal ya se había infiltrado en Acueductos y Alcantarillados (AyA), donde se adjudicaron unas 17 licitaciones confirmadas, aunque, según Espinoza, es muy posible que haya otras más.

Youtube Teletica