Última Hora

Fundaciones, voluntarios y el Sistema de Áreas de Conservación continúan en los trabajos de limpieza en la Reserva Natural Cabo Blanco tras un accidente de yate.

El 30 de agosto un barco de 28 metros de longitud y 36 toneladas de peso, con materiales sumamente contaminantes, encalló en la costa y, desde entonces, decenas de personas se abocaron a impedir que los residuos causaran un daño ambiental aún mayor.

Según dicen, todavía queda mucho trabajo por hacer; faltan recursos y voluntarios. Las autoridades han destinado alrededor de ₡5 millones para las labores de limpieza y sin contar la ayuda que empresarios de la zona han donado en tiempo de maquinaria y mano de obra. 

Según Nelson Marín, director del Área de Conservación Tempisque, se requerirá unos 20 mil dólares (más de 12 millones de colones) para terminar las labores de limpieza y así poder realizar un estudio del impacto ambiental. 

​Es por esta razón que los colaboradores ponen a disposición el SINPE Móvil 8670-3535 de la Fundación para el Equilibrio entre la Conservación y el Desarrollo, para que la sociedad se una por medio de donaciones y brinde una mano amiga a Cabo Blanco.

Luego de los trabajos de limpieza se dará a conocer el impacto medioambiental del accidente. Ya hay biólogos analizando los efectos del evento en la zona.

Youtube Teletica