Última Hora

Un funcionario de la torre de control del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría fue diagnosticado con COVID-19 y otros cuatro tuvieron que aislarse preventivamente.

Este contagio se suma a los registrados en el radar de esa misma terminal aérea.

"La jefatura de los Servicios de Tránsito Aéreo informa del caso confirmado en la torre de control. Se procede de igual manera, de acuerdo a lo que dicta el protocolo de contingencia, y se logra identificar a las personas que estuvieron en contacto con esta persona y se aíslan", indicó Luis Eduardo Miranda, subdirector de Aviación Civil.

El jerarca también confirmó que 13 personas, consideradas como contactos directos de los primeros enfermos (radar), recibieron un resultado negativo tras someterse a la prueba PCR. 

Eso "demuestra la efectividad del protocolo", según Miranda, quien sostiene que los trabajadores se contagian fuera del ámbito laboral.

"Es un caso que se da de forma externa, no se está dando un contagio masivo a nivel de las dependencias de control. Eso nos lleva a pensar que la aplicación de protocolos como el uso de mascarilla, el lavado constante de manos y la desinfección del área de trabajo son lo efectivos que deben ser y así se seguirán aplicando", dijo el subdirector.

"Es imposible aislar a todos los controladores, tendrían que vivir todos en una burbuja cerca de los aeropuertos y eso no es posible, por lo tanto, lo que sí es imperativo es que el cuidado que tengan deba extremarse", agregó.

Respaldo a petición

El Sindicato de Controladores de Tránsito Aéreo (Sitecna) externó su preocupación, especialmente por el impacto de los contagios en los servicios de navegación aérea. Por eso, insisten en la urgencia de vacunar al personal.

Esa solicitud es respaldada por la Dirección General de Aviación Civil, dependencia que tiene un plan para mitigar eventuales demoras o problemas en la llegada y salida de vuelos.

"Si se detectan más contagios, los servicios de tránsito aéreo se mantendrán con el personal de apoyo que se encuentre en vacaciones o en capacitación, si es viable se reduce la cantidad de personal por turno de trabajo, garantizando siempre la atención segura de los vuelos", explicó Álvaro Vargas a este medio.

Adelantar la vacunación contra COVID-19 del personal aeroportuario también es una solicitud que el ministro de Transportes, Rodolfo Méndez Mata, trasladó al jerarca de Salud, Daniel Salas.

"Son funcionarios que no pueden realizar teletrabajo por la naturaleza de su operación; en segundo término, realizan sus trabajos en lugares confinados (torres de control), que no cuentan con las condiciones para mantener las recomendaciones de distanciamiento social", argumentó el titular del MOPT.