Última Hora

La tormenta tropical Nate que dejó en el país ocho personas fallecidas y unos 17 desaparecidos incrementó su velocidad (22 km/h) y se aleja cada vez más del país con una dirección nor-noroeste hacia el Golfo de Honduras con vientos sostenidos de 75 km/h.

Según informa el Instituto Meteorológico Nacional (IMN), la actividad lluviosa disminuirá poco a poco en el territorio nacional, sin embargo, en el Pacífico central, el Pacífico norte y la Zona Norte siguen dándose lluvias intermitentes.

Además se mantienen los ríos crecidos y suelos saturados en la vertiente del Pacífico y el Valle Central.

El Meteorológico informa que, las siguientes localidades mantienen sus suelos saturados y probabilidad de inundación en caso de lluvias: Cartago, El Guarco, Pérez Zeledón, Buenos Aires, Osa, Santa Cruz, Los Chiles, San Carlos, Guatuso, Upala, León Cortés, Nicoya, Hojancha, Tarrazú, Coto Brus, Cañas, Bagaces, Tilarán, Abangares, Mora, Acosta, Puriscal, Parrita, Turrubares, Aguirre, Liberia, Carrillo, Puntarenas, Nandayure, Dota, Paraíso, San Ramón, Siquirres, Santo Domingo, Moravia, Santa Ana, Belén, Alajuela, Poás, Santa Bárbara, Mora, San Carlos, Valverde Vega, Palmares, Grecia, Naranjo, Atenas, Poás, San José, Curridabat, Desamparados, La Unión, Quepos, Alfaro Ruiz, Montes de Oro, Esparza, Garabito, Carrillo, Vázquez de Coronado, San Rafael, San Mateo, Orotina, Oreamuno, Corredores, Jiménez, Turrialba.

IMN recomienda lo siguiente:

✓ Atender las recomendaciones que emite el Centro de Operaciones de Emergencia (COE).

✓ Extremar la precaución en áreas con vulnerabilidad a inundaciones por saturación del alcantarillado, suelos, desbordamiento de ríos y quebradas; en los sectores propensos a (o con) deslizamientos, especial atención en zonas vulnerables por las lluvias recientes.

✓ Tomar precauciones ante la presencia de fuertes ráfagas de viento.

✓ Precaución a los conductores ante condiciones adversas en carreteras por lluvia y neblina.

✓ Precaución a la navegación marítima debido a condiciones de mar picado (oleaje muy alto) en las zonas costeras de todo el país, incluida la Isla del Coco.