Última Hora

El 31% de los costarricenses prefiere moverse con plataformas como Uber y DiDi, por encima de los taxis formales, cuya incidencia de uso es de un 27%.

Los usuarios reclaman, principalmente, la disponibilidad del servicio y la posibilidad de realizar viajes cortos. De hecho, uno de cada cuatro clientes dice que le negaron el servicio por tratarse de poca distancia. 

Estos datos forman parte de una encuesta realizada por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), del 26 de octubre al 16 de noviembre de 2020, a 2.301 personas mayores de edad en todo el país.

Pero no todo es negativo con respecto al transporte de taxis. Por ejemplo, un 49% cree que se cobra un precio justo, sobre un 43% que cree el precio es alto.

Asimismo, los aspectos con mayores niveles de satisfacción son la forma de pago, la comodidad al viajar y la disponibilidad de vueltos.

Se espera, además, que próximamente entre en funcionamiento una app llamada Batsë, creada por el Consejo de Transporte Público, con la finalidad de mejorar el servicio.