Última Hora

Debido a la carencia de argumentos y principalmente por ser una medida que afecta al sector turístico, la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR) considera que la aplicación de la Ley Seca para el dos de febrero – día de elecciones presidenciales- es una pauta absurda.

Para la Cámara, no hay consideración por parte del Estado sobre los efectos que esto genera a los empresarios, ya que perjudica el sector turístico y el gastronómico, los cuales deben privarse de brindar el servicio a personas ajenas.

“En tan poco tiempo los municipios dan a conocer que adoptarán la Ley Seca para las elecciones, lo que definitivamente es un irrespeto para empresarios serios, quienes sí planean actividades con suficiente anticipación”, manifestó Isabel Vargas, Presidenta de CANATUR.

CANATUR considera que la decisión de dejar en manos de cada municipio la aplicación de la Ley Seca, disminuye el ‘espíritu’ de esta restricción, ya que es el tipo de medidas que si no se aplica a nivel nacional, simplemente no es funcional.

“Nos parece irracional y arcaica la medida como tal, pero es aún más absurdo que la aplicación de esta Ley quede a expensas de los gobiernos locales, donde inclusive se podrán presentar casos de municipios vecinos que tomen decisiones contrarias al respecto”, añadió Vargas.

La Cámara exhortará a las municipalidades para que no apliquen la restricción; así mismo, iniciará gestiones para suprimir en definitiva la Ley Seca de los períodos electorales y Semana Santa, con el apoyo de Cámara Costarricense de Hoteles y la Cámara Costarricense de Restaurantes y Afines.