Última Hora

Las fiestas de fin de año de instituciones públicas son un dolor de cabeza para este Gobierno, pese a que ya hay una directriz que las prohíbe.

La fiesta vaquera de Recope y el almuerzo fraternal del INA, fueron cancelados, sin embargo el presidente Luis Guillermo Solís arremetió contra gobiernos anteriores.

Él criticó la posición de los otros mandatos que ni tan siquiera realizaron ningún cambio.

“No hubo negligencia, ni tolerancia indebida por parte del Gobierno durante el último año, la hubo ciertamente antes cuando nunca se dijo ni siquiera por medio de directrices en las últimas administraciones”, explicó el mandatario durante una visita al Congreso ECOIN de la Earth.