Última Hora

A pesar de los esfuerzos que ha hecho el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), el mono que tiene una extremidad atorada en una lata de aluminio no se ha dejado atrapar.

Hace una semana, Teletica.com publicó las imágenes del mono carablanca, grabadas en las cercanías del Paradero Turístico Doña Ana, Puntarenas.

Los vecinos, luego de darse cuenta, lo reportaron con las autoridades. Desde entonces, el SINAC ha intentado atrapar al animal, de varias formas, para auxiliarlo.

"Ya se tiene identificado el animal, se ha tratado de capturarlo, pero el mono al ver la presencia de los humanos sube a la copa de los árboles y eso ha causado que sea muy peligroso dispararle dardos tranquilizantes (así se duerme al animal para poder transportarlo) porque desde esa altura, según los veterinarios, si se cae se puede morir", indicó la institución tras la consulta de este medio.

Además, se le han puesto varias trampas con sandía, pero el animalito no ha querido acercarse. 

De no quitarse la lata, el mono podría llegar a perder la extremidad.

"Es muy lamentable, la desesperación de tener la mano ahí y no poder sacarla, cada vez se incrementa la inflamación e inclusive puede causar una necrosis de la extremidad y llevar a perderla", explicó Mauricio Jiménez, director del Hospital de Especies Menores y Silvestres de la Universidad Nacional (HEMS-UNA).

Los funcionarios del SINAC aseguran que continuarán las labores para intentar socorrer al mono carablanca.