Última Hora

Falsos funcionarios del Ministerio de Salud están solicitando dinero a dueños de comercios.

El timo consiste en llamar o visitar supermercados y establecimientos de comida para amenazar a sus dueños con un eventual cierre.

Para evitar la clausura, piden a los responsables depositar determinadas sumas de dinero.

El Ministerio de Salud no opera de esta forma.

Además, recuerda que todo su personal está identificado.