Última Hora

Desde el cierre de fronteras, el proceso de ingreso controlado de personas haitianas y extraregionales provenientes de Panamá se suspendió, y con esto quedaron varados unas 167 personas en la frontera sur y unas 107 en la frontera norte.

Todas estas personas son monitoreadas a diario por la Policía de Migración para evitar que se movilicen en territorio nacional.

Los poco más de 294 haitianos están recibiendo atención médica y alimentación en un centro de atención para migrantes que se habilitó en ambas fronteras del país.

Según Migración y Extranjería, han realizado traslados a centro médico de algunos haitianos para la valoración de diversas afectaciones, como resfríos, dolor en articulaciones y malestares estomacales.

De igual manera las autoridades continúan con la labor humanitaria de trasladar a decenas de nicaragüenses que están albergados en Panamá y que van rumbo a su país natal tras quedar desempleados producto de la pandemia.

En las últimas dos semanas migración y extranjería ha realizado el traslado de poco más de 400 nicaragüenses y se espera que próximamente se realice otros viajes más. Estos traslados son supervisados por otras autoridades policiales.