Última Hora

El Ministerio de Educación Pública (MEP) adoptará en este 2019 un nuevo sistema de evaluación en el que no se contemplan las pruebas de Bachillerato.

El Consejo Superior de Educación autorizó una nueva norma de evaluación integral denominado Fortalecimiento de Aprendizajes para la Renovación de Oportunidades (FARO), enfocada en la medición de las habilidades.

También quedaron aprobados los nuevos sistemas de evaluación que permitirá obtener información sobre los procesos de aprendizaje en el aula, las áreas de mejora de cada estudiante y las acciones necesarias para realizar las correcciones.

Las Pruebas Nacionales FARO, que evaluarán las asignaturas de Matemáticas, Español, Ciencias y Estudios Sociales tanto en Primaria como Secundaria, supera el modelo empleado por Bachillerato que determinaba si un estudiante tiene o no un conocimiento específico.

En el caso de secundaria, en Ciencias se medirán las habilidades en Química, Física y Biología en una misma prueba.

Otra de las novedades es que las Pruebas Nacionales FARO se realizará en quinto año en Primaria y en décimo en Secundaria de colegios académicos y undécimo para los técnicos profesionales. Cada prueba tendrá un valor del 40%.

El promedio final para cada estudiante se conformará por el porcentaje anteriormente citado más el promedio de calificaciones de sexto grado en Primaria, quinto en Secundaria de colegios académicos y undécimo de los técnicos profesionales.

Además, se eliminan las famosas ‘curvas’ que consistían en otorgar puntos a los estudiantes para elevar la promoción a nivel nacional.

En cuanto a la lengua extranjera –inglés, francés o italiano– que son impartidos en el MEP se hará una prueba de dominio lingüístico para determinar el nivel de cada estudiante.

Aunque el sistema de evaluación se implementará de inmediato, los estudiantes que cursen actualmente undécimo (académico) y duodécimo (técnico- profesional) serán los últimos que realicen las pruebas de Bachillerato tradicionales.