Última Hora

Las bolsas plásticas se han convertido en parte de nuestra vida diaria. En promedio usamos cada bolsa durante 12 segundos y luego van a parar a la basura.

Pero la Universidad Nacional (UNA) busca que terminen en el tanque de combustible de su carro.

Y no se trata de una broma. Una máquina logra convertir el plástico de botellas y bolsas en diésel.

Un kilo de plástico se transforma en tan sólo 20 minutos en un litro de líquido. Luego de destilarlo se transforma en diésel de excelente calidad, capaz de poner a funcionar cualquier máquina.

Actualmente, se trabaja en una máquina que puede producir 100 litros de diésel al día.

Así que mejor no bote muy lejos las botellas y bolsas plásticas, porque en cuestión de meses podría ser el combustible que ponga a funcionar su carro.