Última Hora

Los estudiantes de medicina e internos del Hospital de Niños involucrados en una fiesta clandestina en Escazú el pasado mes de octubre, no recibieron ninguna sanción. 

Así lo confirmó la Universidad de Ciencias Médicas (UCIMED) tras una consulta de Teletica.com. La decisión se tomó basada en el argumento de que esta actividad no tuvo repercusiones en su carrera profesional.

"Con nuestros abogados hemos examinado los hechos con objetividad e imparcialidad, y concluimos que los hechos no trascienden al ámbito académico, pues ocurrieron fuera de la Universidad y en ámbito de una actividad privada, por lo que están fuera del alcance del Régimen Disciplinario Estudiantil, vigente en la universidad", comunicó la institución. 

En aquel momento los estudiantes se justificaron e intentaron evitar un parte asegurando que eran trabajadores del Hospital Nacional de Niños, y que su jornada laboral empezaba unas horas más tarde.

Tras la investigación, los jóvenes no continuaron su internado en este centro médico, pero sí fueron trasladados a otro hospital.

"Castigar a los involucrados por el solo hecho de ser estudiantes de UCIMED, sería una persecución odiosa que tendría asidero solo en razón de su identidad o condiciones personales, y eso, en un Estado de Derecho sería ilegal", añadió la universidad.


Esta situación generó molestia por parte de las autoridades de Salud, quienes aseguraron que iban a implementar medidas más restrictivas al estudiantado que trabaja en el hospital.

Tras una consulta de Teletica.com, la directora del centro médico, Olga Arguedas, confirmó que las medidas tomadas por la universidad son competencia del centro académico.

"El HNN trabaja en el reforzamiento de los códigos de conducta de los estudiantes que rotan con nosotros y la importancia de las medidas de prevención anti-covid", aseguró.

La investigación ya concluyó y la UCIMED dijo que no se referirá más al tema.

Spotify TeleticaRadio