Última Hora

Tres médicos fueron sorprendidos en una fiesta clandestina en Escazú.

Los hechos ocurrieron a las 3:30 a. m. en El Alto de las Palomas, luego de que la Policía Municipal de Escazú (PME) recibiera varias llamadas de vecinos alertando sobre un gran escándalo con música y consumo de licor en el lugar.

Según el reporte de la PME, al llegar al sitio ubican el escándalo y varios vehículos mal estacionados, la mayoría de lujo.

“Se trataba de una fiesta clandestina, con cobro de entrada y brazaletes, dentro de una propiedad privada.

“La advertencia de la policía para terminar con la fiesta no es atendida por los organizadores, por lo que se inicia la aplicación de la Ley”, explicó la PME.

Una vez que los policías comenzaron a bajar placas los choferes comenzaron a salir, es cuando tres personas dicen ser médicos.

“Curiosamente, el sonido de las placas de los vehículos al caer en el pavimento si son escuchados, por lo que algunos empiezan a salir. Cuando los oficiales realizaban las multas al menos tres de los presentes -dos que salen del inmueble y una más que llega recoger aun teniendo restricción de circulación sanitaria- dicen ser médicos.

“Uno asegura que trabaja para el Hospital México y otros dos en el Hospital Nacional de Niños (HNN). Lo más grave de esto es que, siendo ya las 3.30 a. m., debían ingresar a ver a los niños a las 5 de la mañana”, explicaron las autoridades.

Como se aprecia en el video adjunto, uno de los sujetos dice ser pediatra del HNN y se opone a identificarse.

La PME realizó partes por vehículos que irrespetaron la restricción vehicular sanitaria, estaban mal estacionados y a choferes con un estado de ebriedad alto.

En total realizaron 30 infracciones de tránsito y decomisaron 16 pares de placas.

Youtube Teletica