Última Hora

El gobierno se comprometió a promover una compensación para los taxistas y sus familias, en el proyecto de ley que regularía servicios de transporte como Uber.

La presión que este martes ejercieron centenares de taxistas en todo el país, tuvo un efecto en el gobierno.

Tras tomar las calles durante buena parte de la mañana, los dirigentes de ese gremio lograron que el presidente Carlos Alvarado y el ministro de la presidencia Víctor Morales los recibiera en Casa Presidencial.

Los transportistas solicitaron que el Ejecutivo se comprometa a promover ante los diputados, el proyecto de ley 21.228, que, entre otras cosas, regularía las plataformas de transporte privado de personas, como Uber.

Uno de los aspectos en los que el gobierno mostró su anuencia, es que, en la iniciativa de ley, se incluya una compensación para los taxistas y sus familias.

El ministro de la presidencia, Víctor Morales, quien desde hoy ejerce como diputado oficialista, se reunirá este miércoles con los taxistas y los miembros de la comisión de asuntos económicos, para profundizar y analizar los acuerdos a los que llegaron.

La protesta de los transportistas provocó grandes presas en las principales calles nacionales.

En Circunvalación los conductores sufrieron retrasos de hasta una hora.

Los dirigentes de los taxistas se comprometieron a suspender las protestas al menos hasta el jueves.