Última Hora

El Gobierno de la República, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y la Dirección General de Migración y Extranjería, repatriará a los costarricenses que se encuentran en estado de vulnerabilidad en Puerto Rico luego del paso del huracán María.

El departamento consular y el consulado de Costa Rica en Puerto Rico elaboraron un análisis de la condición de los ticos en la isla para facilitar la evacuación de aquellos que manifestaran su deseo de regresar al país.

“Atendiendo las disposiciones establecidas en la normativa nacional en materia de repatriación, el Gobierno de la República ha realizado todas las gestiones necesarias para garantizar la integridad de los costarricenses en Puerto Rico y regresar a su país de origen”, aseguró el canciller Manuel González.

Lea también: Gobierno de Costa Rica no descarta evacuar a ticos afectados en Puerto Rico por paso de huracán María

“Debido a las limitaciones de energía eléctrica e intercomunicación en la isla hemos recurrido a los medios de comunicación, redes sociales y otras alternativas para establecer contacto con los costarricenses en Puerto Rico a través de nuestra cónsul honoraria. Esta semana también fue enviado personal del Consulado de Costa Rica en Miami para apoyar en el proceso”, agregó el ministro.

La Cancillería aseguró que 65 de los 255 costarricenses residentes solicitaron ser repatriados.

La repatriación se hará efectiva el próximo sábado 7 de octubre a las 11:45 a.m. en un vuelo humanitario en modalidad chárter, que llegará a Base 2 de Vigilancia Aérea en Alajuela donde serán recibidos por autoridades gubernamentales y sus familias.

Parte de los costos de la repatriación será cubierto por el Fondo Social Migratorio, que está constituido con recursos que provienen del pago de $25 que cancelan los extranjeros como parte del proceso de documentación por primera vez y renovación de su categoría migratoria.

El vuelo estará a cargo de la aerolínea Volaris, la que decidió cancelar dos viajes a Guatemala, declarar la operación humanitaria y con ello prescindir del cobro habitual del servicio.

En este sentido, el Gobierno de la República cancelará únicamente los costos de combustible y alimentación de los costarricenses con los recursos del Fondo Social Migratorio.

Para garantizar la operación viajarán a Puerto Rico un equipo de cinco funcionarios encargados del apoyo consular, migratorio y de socorro y  que ayudarán en la coordinación del embarque y acompañamiento de los costarricenses.