Última Hora

El Gobierno de la República presentó este lunes su Plan de Tarifas Eléctricas Solidarias, un mecanismo que pretende ayudar a las familias más pobres mediante el subsidio de entre 50% y 100% de su factura eléctrica.

La iniciativa está orientada a las 27.300 que son parte del programa Puente al Desarrollo, aunque solo serán elegibles aquellas que estén incluidas en los segmentos de pobreza básica y extrema.

La idea es que los primeros tengan un descuento del 50% en el consumo de los primeros 100 kWh facturados, en el caso de los segundos el subsidio será del 100%. Ambos deberán eso sí pagar los ₡1.500 que aproximadamente cuesta estar conectado a la red más los impuestos a Bomberos, alumbrado público y la variable de los combustibles.

Esa ayuda será costeada por el resto de los usuarios residenciales, aunque los porcentajes y el esquema tarifario deberán ser definidos por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos.

“El Plan de Tarifas Eléctricas Solidarias es un importante resultado de la Política Energética Nacional, que ayudará a las familias en situación de pobreza a salir adelante, mientras que promueve la eficiencia en el consumo eléctrico.

“Nuestro objetivo en la generación de una energía eléctrica limpia para Costa Rica es también que su distribución sea equitativa y pueda ser accesible para la población más vulnerable del país”, afirmó el Ministro de Ambiente y Energía, Edgar Gutiérrez.

“Este es un plan diseñado para favorecer a nuestras familias más vulnerables y fortalecer la solidaridad que nos distingue como país. Surge de un amplio y participativo diálogo nacional, como una forma de reducir pobreza, fomentar equidad y mejorar la eficiencia energética”, aseguró a su vez el presidente de la República Luis Guillermo Solís.

Si los plazos para la revisión tarifaria de la Aresep se cumplen y aprueban se espera que el plan empiece a regir a inicios del próximo año.