Última Hora

El Gobierno de la República comunicó la tarde de este martes, mediante un acta de Gobierno, instar a la empresa Uber, y a otras empresas que operan plataformas tecnológicas en la prestación del servicio de transporte público de personas, a abandonar sus operaciones en el país, hasta tanto no tener marco jurídico que lo regule.

“Se insta a Uber y a otras empresas que brindan un servicio similar a abandonar su operación hasta tanto no se defina la revisión y o modernización del marco legal existente del transporte remunerado de personas”, se lee en parte del escrito.

Vea también: Uber: “Más de 22.000 trabajadores no pueden dejar de recibir ingresos mientras se emita regulación”

El Gobierno reitera que la prestación de este tipo servicio es completamente ilegal en el país.

Aseguran que, junto con los taxistas, buscarán un proyecto que permita avanzar en un plan jurídico que regule empresas como Uber y que trabaje bajo una competencia leal con los taxistas.

La resolución se emite tras recibir un memorial del señor Rubén Vargas Campos, secretario general de la Unión de Taxistas Costarricenses (UTC), mediante el cual solicita al presidente de la República y al Gobierno que:

“En rigor de su deber, de la paz social y para evitar el perjuicio mayor de los taxistas costarricenses se proceda de inmediato a cancelar, cerrar, bloquear la operación de la firma Uber para que así deje de operar su gestión ilegal, cierre, paralice y o suspenda su servicio indebido y se retire como operadora indebida del servicio de transporte remunerado de personas en nuestro entorno”.

El Gobierno expresó que se debe continuar con las labores de revisión y modernización del marco legal existente del transporte remunerado de personas modalidad taxis, resguardando el interés de las familias que dependen de esta actividad, haciendo respetar la ley vigente.

Al cierre de esta nota la empresa Uber no se había referido a la posición del Gobierno.