Última Hora

Un niño más débil que el sufrido en 2015 hace que la sequía por ahora no sea tan evidente como hace cuatro años.

Lo anterior obliga a un llamado de atención para no bajar la guardia, principalmente en el Pacífico Norte y sectores de la Zona Norte como Guatuso, Los Chiles y Upala.

La temporada de lluvias ya se estableció en el Pacífico Sur, se espera que para esta semana lo haga en el Pacífico Central y luego el Valle Central.

Con 10 días de atraso lo haría en el Pacífico Norte y en Guatuso, Los Chiles y Upala.

Para el bimestre de julio y agosto es cuando se espera el mayor déficit de lluvias en los puntos antes mencionados.

La combinación de las canículas y el fenómeno del niño provocará menos lluvia de hasta un 30% en el Pacífico Norte y un 20% en el Valle Central.