Última Hora

La ministra de Relaciones Exteriores y vicepresidenta de la República, Epsy Campbell, defendió este viernes los nombramientos ilegales que realizó amparada en un error histórico de la Cancillería.

La Procuraduría General de la República confirmó hoy que los puestos de direcciones de la Cancillería no son de confianza, por lo que no pueden nombrarse a dedo y deben cumplir con el debido proceso de ley.

“No existía ninguna interpretación al respecto, la primera acaba de salir. 58 directores se han nombrado desde el año 2000, 30 de los cuales no eran embajadores de carrera, era imposible saber esto antes de la consulta”, aseguró.

Campbell defendió la legalidad de su accionar en todo momento y dijo haber actuado apegada a la costumbre histórica de la Cancillería.

“Hasta el día de hoy todo lo que dije antes era verdad, no hemos planeado nunca nombramientos irregulares (…) He actuado apegada a la legalidad y todas mis actuaciones fueron de acuerdo a los criterios jurídicos establecidos en el momento de la toma de decisiones”, afirmó.

Además, confirmó que precisamente luego de existir la duda razonable fue que solicitó poner a disposición los puestos, por lo que ahora, tras el fallo de Procuraduría, inició los concursos que permitirán el nombramiento de 10 directores.

“Nadie podía adivinar ni tampoco los anteriores cancilleres podían considerar que se estaba actuando contrario a la ley, todas las resoluciones de leyes y decretos de la propia cancillería avalan las actuaciones, jamás actuamos con dolo ni mala fe sino con las interpretaciones legales vigentes en el momento en que se hicieron los nombramientos”, insistió.

La Procuraduría realizó el pronunciamiento por solicitud de la propia canciller, que aseguró que continuará en su puesto.