Última Hora

Nacional

Crecimiento del presupuesto del sector público no podrá sobrepasar el 4.67% para el 2020

La obligación deberán atenderla los Poderes de la República, sus dependencias y órganos adscritos; las instituciones descentralizadas no empresariales y sus órganos desconcentrados; los gobiernos locales y las empresas públicas no financieras.

Eric Corrales 25/3/2019 10:43

El crecimiento del gasto corriente en los presupuestos ordinarios de todas las instituciones públicas no financieras no podrá sobrepasar el 4.67% para el 2020.

Esto de acuerdo con el resultado de la aplicación de la regla fiscal, según informó Rocío Aguilar, ministra de Hacienda.

Para el caso del Presupuesto Nacional de la República, la aplicación de esta medida se considerará de manera agregada, mientras que en el resto de entidades que conforman el Sector Público no Financiero, su aplicación será individualizada.

De acuerdo con Hacienda, esta obligación deberán atenderla el Poder Ejecutivo y sus dependencias, así como los órganos de desconcentración adscritos a los distintos ministerios; el Poder Legislativo; el Poder Judicial; el Tribunal Supremo de Elecciones; al igual que todas las dependencias y órganos auxiliares de estos.

También se suman las instituciones descentralizadas no empresariales y sus órganos desconcentrados; los gobiernos locales y las empresas públicas no financieras.

Para calcular la tasa de crecimiento del gasto corriente presupuestario, Hacienda tomó como referencia el dato correspondiente al cierre del ejercicio económico 2018, para definir el nivel de deuda del Gobierno Central como porcentaje del PIB nominal, y los datos del PIB nominal de los años 2015, 2016, 2017 y 2018, para la determinación del promedio de su tasa de crecimiento.

“Una de las estrategias para lograr la sostenibilidad fiscal del país fue la aprobación y promulgación de la Ley No. 9635, “Fortalecimiento de las Finanzas Públicas”, que le otorga al Ministerio de Hacienda una serie de herramientas, entre ellas la regla fiscal, para que el Estado costarricense mantenga en un rango prudencial la deuda total del Gobierno Central con respeto al Producto Interno Bruto (PIB)

Con esto se busca que no se comprometa la sostenibilidad fiscal ni la estabilidad macroeconómica del país. Esto coadyuvará a recobrar la confianza de los inversionistas nacionales e internacionales, lo cual se traducirá en una mayor inversión y su consecuente crecimiento económico”, afirmó la Jerarca de Hacienda.