Última Hora

Contenido Comercial

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) junto con los Comités Comunales y Municipales de Emergencia han logrado identificar y vigilar a más de 1.400 comunidades recurrentes ante las amenazas hidrometeorológicas.

Ante esta situación crearon la campaña “Juntos Prevenimos Mejor” motivando a la ciudadanía, para que de forma conjunta, realicen planes con enfoques participativos e inclusivos que salvaguarden la vida de las familias en sitios de alta vulnerabilidad ante inundaciones u otras amenazas.

Douglas Salgado, de la Unidad de Investigación y Análisis del Riesgo de la CNE indicó que “una de las mayores ventajas del trabajo articulado con los Comités Comunales de Emergencia, es que estas personas conocen muy bien el entorno donde viven. Esto les permite tener una mejor capacidad para actuar ante una emergencia y poner a salvo sus vidas, mientras que llegan las instituciones de primera respuesta.”

Todas las acciones comunitarias que se realizan permiten mitigar el impacto que puedan ocasionar los eventos por lluvias y dar una respuesta efectiva, salvaguardando la integridad de las personas que puedan verse afectadas.

Un ejemplo de esto es don Hernán Brenes, quien es un vecino de la comunidad de Jucó de Orosí en Cartago. “Tengo 14 años de realizar el monitoreo en la quebrada Granados y río Jucó. Esto lo hago con la intención de poner un granito de arena en mi comunidad y mantener informada a la parte baja aquí de Jucó por eventuales deslizamientos o problemas, principalmente ahora que llueve tanto entonces es una forma de mantenerme en comunicación con mis vecinos y con la Comisión de Emergencias por aquello de una emergencia” indicó Brenes

Los Comités Comunales de Emergencia trabajan de forma voluntaria y tienen como función velar por la seguridad territorial en términos de riesgo de desastres en su barrio. Quienes lo integran, se preparan para enfrentar cualquier tipo de emergencia gracias a la orientación y capacitación que recibe del Comité Municipal de Emergencia a quienes se pueden contactar en cada cantón y empezar con el empoderamiento de su comunidad.