Última Hora

“¡Qué el rico pague como rico y el pobre como pobre!”, gritan en coro los manifestantes, la mañana de este martes, en las calles de San José.

A eso de las 9 a. m., el Movimiento Sindical Social Costarricense inició la concentración en diferentes puntos de la capital.

Este bloque está formado por sindicatos como la Asociación Nacional de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), la Asociación Nacional de Educadores y Educadores (ANDE), el Sindicato de Empleados de la Universidad de Costa Rica (Sindeu), Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (Undeca) y la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).

Los vehículos salieron en caravana desde la estatua de León Cortés, en el Paseo Colón, y desde la Fuente de la Hispanidad en San Pedro de Montes de Oca. También hay muchas personas que los acompañan caminando por las principales vías capitalinas. 

Ambos grupos planean encontrarse en las afueras de la Asamblea Legislativa, en Cuesta de Moras.

Según comentan los diferentes sectores, objetivo es solicitarle a los legisladores que no se aprueben los proyectos de ley que afecten a la clase trabajadora.

“Él (Carlos Alvarado) se quiere hacer el sordo cuando sabe muy bien que la respuesta está muy clara, que le cobre a los evasores, que le cobre a las zonas francas, que le cobre a mucha gente”, aseguró Miguel Barrios, manifestante.

Mientras esto sucede en las calles de San José, al menos 24 bloqueos se mantienen por sétimo día consecutivo en diferentes puntos del país; por ejemplo, en Limón y la Zona Norte.