Última Hora

El movimiento sindical expresó esta mañana su molestia por el cambio de sede de la segunda reunión de diálogo que tenían pactada este viernes con el Gobierno.

Gilberto Cascante, presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), aseguró en conferencia de prensa que el Gobierno desistió de presentarse a la reunión pactada para las 10 a. m. en el edificio de Caja Ande aduciendo “problemas de seguridad”.

“Yo hablé por teléfono con el ministro de Seguridad (Michael Soto) y me dijo que había temor de que la manifestación que pasó aquí al frente ingresara al edificio y también que no había espacio para la prensa ni parqueos suficientes.

“Entiendo que a ellos les preocupa que por la cercanía con la sala la prensa pudiera escuchar lo que adentro se discutía”, aseveró el dirigente.

En su lugar, el Gobierno propuso las instalaciones del Colegio de Abogados en Zapote como nueva sede de la cita, a lo que los sindicatos accedieron “por el beneficio de los costarricenses”.

“Teníamos todo organizado y acondicionado y el sitio era correcto. Estamos preocupados de ver que tenemos buena voluntad y ellos (Gobierno) siguen molestando con el cambio de sede. Deseando llegar a una solución por el beneficio de los costarricenses es que vamos a trasladarnos.

“Pero queremos hacer una denuncia porque están agraviando y maltratando a los trabajadores de este país, porque no somos delincuentes, somos trabajadores que queremos solucionar el problema fiscal en Costa Rica”, finalizó.

El ministro de Trabajo, Steven Núñez, admitió minutos después que la decisión de cambiar de sede vino del Gobierno por esas preocupaciones en materia de seguridad.

"Era un lugar abierto y al que cualquiera podía tener acceso. Así que por la seguridad de la reunión y de ustedes mismos periodistas decidimos trasladar la mesa de diálogo al Colegio de Abogados", explicó el ministro.

Ayer, durante una primera reunión con la mediación de la iglesia católica y que se extendió por 12 horas, ni el Gobierno ni los sindicatos lograron llegar a un acuerdo para deponer el movimiento de huelga.

Los gremios también habían mostrado su malestar con el cambio de sede de la segunda reunión, que se celebró en La Unión de Cartago. 

La primera reunión tuvo lugar en el Palacio Arzobispal, en San José centro, pero el Gobierno alegó problemas de seguridad para continuar con las reuniones en este lugar.