Última Hora

La ostentación puede ir de la mano con los ingresos que generan actividades ilícitas como el narcotráfico y la legitimación de capitales. En ocasiones se traduce en lujosas mansiones, algunas de ellas en poder del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD).

En la actualidad, esta institución tiene en depósito judicial 44 propiedades con un valor que supera los 2.750 millones de colones.

Entre estas destaca una en La Guácima de Alajuela, decomisada en 2016 a un panameño de apellido Welch. La propiedad de 18.000 metros cuadrados tiene espacio suficiente para dos canchas de fútbol con sus dimensiones máximas para competencia internacional.

Algo similar ocurre con los caballos y el ganado (ver video adjunto). En una práctica cada vez más recurrente, las autoridades antidrogas han detectado que los sospechosos de actividades ilícitas buscan legitimar sus capitales por medio de la compra y venta de este tipo de bien.

Para que usted tenga una idea, un caballo semental cuarto de milla de nombre “Bucanero”, decomisado en un caso en la Zona Norte fue vendido en subasta por 25 millones de colones.

El ICD ha llevado a subasta burros, mulos y hasta un búfalo. En cuatro subastas, entre el año anterior y este 2021, esa institución recaudó más de 266 millones de colones.