Última Hora

Claudio Alpízar Otoya, precandidato de Liberación Nacional, inició su domingo con un desayuno familiar a las 7 a. m. en la Asociación Obras del Espíritu Santo en Cristo Rey.

Su esposa Rosibel Chacón y sus dos hijas Gloriana y Valeria fueron su inseparable compañía mientras compartía en sus redes sociales y con sus seguidores.

Alpízar llegó pasadas las 10 a. m. a la escuela Miguel Obregón en Tibás.

Algunas diferencias entre los miembros de mesa lo hicieron sentirse incómodo. Sin embargo, finalmente, tras calmarse los ánimos, pudo votar.

Al finalizar la tarde Claudio Alpízar realizó una conferencia de prensa, y para esta noche esperará con su familia los resultados en el Hotel San José Palacio.