Última Hora

La actividad registrada por el volcán este lunes obliga nuevamente al cierre del acceso al coloso.

El día apenas comenzaba cuando el Volcán Poás sorprendió con una actividad.

Es la erupción más reciente del coloso que tiene días de estar inquieto; a todas luces, una actividad más vigorosa que la registrada la semana anterior.

Con este panorama las autoridades tomaron de decisión de cerrar el parque.

La medida rige por ahora por este lunes solamente para abrir de nuevo una ventana de observación que permita determinar que ocurre con el Poás.

Se estima que la columna observada este lunes pudo elevarse unos 2.000 metros sobre el cráter. En esta ocasión la columna es de material eruptivo y no solo gas.

Además, hay aumento en la cantidad de dióxido de azufre emanado por el coloso.

Observe todos los detalles en el video adjunto.