Última Hora

Unos 850 bomberos forestales atenderán los incendios que se produzcan en las áreas protegidas este inicio de año.

El faltante de lluvias provoca situaciones lamentables con el fuego. Por eso los funcionarios del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) y el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) están en una alerta permanente para evitar que el fuego acabe con la flora y fauna.

Constantemente harán patrullajes terrestres y aéreos para detectar cualquier situación que pudiera provocar un siniestro.

A los trabajadores públicos se les unirán voluntarios que de igual manera han sido capacitados para la atención de estos incidentes.

Ya se atendieron dos incendios forestales este año: el primero de ellos en Limón y el segundo en la Reserva Forestal Grecia.

Spotify TeleticaRadio