Última Hora

Diez equipos para cirugías de emergencias, del hospital San Juan de Dios, estuvieron paralizados por alrededor de dos horas producto de la toma que hicieron los huelguistas la mañana de este jueves y que generó la indignación del mandatario Carlos Alvarado.

Un boletín de la oficina de prensa de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) informó que los sindicalistas en huelga intentaron evitar que se realizaran operaciones de emergencia, en especial para pacientes con cáncer.

A eso de las 10 de la mañana las salas empezaron a operar con supuesta normalidad.

Wady Vega Solís, notario de la Caja, alertó a los sindicalistas de la situación y de sus implicaciones legales.

Personal de seguridad y notarios de la institución, se acercaron al servicio a levantar el acta respectiva.

Una vez realizada la notificación, los huelguistas se retiraron y las salas empezaron a funcionar con normalidad.