Última Hora

Se trata de la casa de “Juanmel” Sandí, decidió hace 11 años hacer de su hogar todo un monumento al boyero.

 Un oficio que aprendió de su padre y abuelo, quienes recibieron reconocimientos en vida por su trabajo en Escazú.

Conozca junto con nosotros sobre este lugar al ingresar al siguiente video.