Última Hora

Actualmente la tercera generación de la familia de panaderos Orozco lidera el negocio, pero podría llegar a manos de la quinta.

La Duquesa comenzó en San José en 1923 y se mantuvo ahí durante una década, luego don José, fundador de la panadería, decidió regresar a su tierra natal y desde ese momento se volvió en uno de los locales más conocidos de todo San Ramón de Alajuela.

Se especializan en repostería de antaño, con recetas únicas del siglo pasado.