Última Hora

La Selección Nacional inició su camino hacia Catar 2022 con una derrota de 2-0 ante Corea, en el primer partido de la gira asiática de la Tricolor.

Los coreanos dominaron a los ticos de cabo a rabo y la diferencia no fue más porque los locales pecaron en la definición y porque Esteban Alvarado fue de los pocos puntos altos en la nacional.}

Costa Rica salió a jugar con cuatro defensas, cinco jugadores en la medular y un solo atacante, un planteo diferente al que manejó Macho Ramírez en el ciclo recién finalizado.

Pero los de Rónald González nunca lograron hacerse con el balón y en la media cancha el esfuerzo de Allan Cruz en la contención y la vehemencia en la marca de David Guzmán no fueron suficientes para poder manejar los tiempos del juego.

Con el pasar de los minutos la figura de Son Heung-Min se hacía gigante e imparable. El volante recortaba, transportaba y encontraba espacios detrás de los laterales ticos.

Oviedo y en especial Christian Gamboa se vieron superados por los andariveles una y otra vez.

Fue en uno de estos lances que llegó un penal en contra de los ticos en el minuto 35’. El cobro de Son Heung-Min se estrelló en el palo y el rebote lo aprovechó Lee Jae-Sung.

Para esta altura del juego los coreanos eran amos y señores de las acciones.

La defensa de Costa Rica era su mejor línea, pero igual sufría, especialmente porque el equipo patrio era incapaz de sostener el balón en ataque.

Mayron George se estrellaba una y otra vez con sus celadores, Colindres no encontraba espacios para desarrollar su juego de velocidad y desborde. Elías Aguilar no aparecía.

González decidió mover sus fichas en ofensiva. Entró Randall Leal, David Ramírez y Rodney Wallace, pero poco o nada cambió.

Al 77’ Nam Tae-Hee selló el tanteador con el 2-0, una felicidad justa y merecida para los coreanos.