Última Hora

Unas 200 casas quedaron afectadas por un incendio forestal que se desató el martes en el turístico puerto de Valparaíso, en el litoral central de Chile, que dejó a decenas de familias sin hogar en medio de las fiestas navideñas.

El siniestro afectó los cerros Rocuant y San Roque en la parte alta de la comuna de Valparaíso (unos 120 km al oeste de Santiago) y este miércoles se mantiene activo pero con menor intensidad, mientras el número de casas "afectadas por el fuego" subió de 150 a 200 en cuestión de horas.

En total, unas 150 hectáreas (ha) han sido devastadas por este incendio bautizado como "Fundo La Plantación 2", declaró Gonzalo Blumel, ministro del Interior, en un último informe sobre la emergencia desde la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) en Santiago.

Blumel había manifestado más temprano que si bien "se ha avanzando bastante en el control (del fuego)", el incendio "no está controlado".

La emergencia dejó "12 voluntarios de Bomberos lesionados. De igual forma, se mantienen 1.715 clientes sin servicio de suministro eléctrico en la región", según Onemi.

Otro incendio forestal, el "Antena Microondas", "también se mantiene activo" y "consume una superficie aproximada de 9 ha de vegetación", informó Onemi.

Los dos siniestros son combatidos por 25 brigadas forestales civiles y militares, 12 unidades de bomberos, siete aviones cisterna y de observación y 11 helicópteros, indicó el organismo.

- Amarga Navidad -

El "Fundo La Plantación 2" no ha dejado víctimas y comenzó en medio de pastizales y arboledas de la parte alta de Valparaíso (unos 120 km al oeste de Santiago). Avanzó rápidamente hacia zonas pobladas y la Policía, Bomberos y el Ejército evacuaron a decenas de familias que esperaban la Navidad, algunas de las cuales debieron pasaron la noche en albergues.

"Estábamos preparando todo para pasar fiestas cuando comenzó el incendio. Fue todo tan rápido, no alcanzamos a sacar nada. Es muy complicado más que todo por los niños", dijo a la AFP Fabián Olguín, de 28 años y quien vivía en el cerro Rocuant.

Las viviendas se encuentran en populosos barrios de la parte alta de Valparaíso donde las casas están construidas principalmente de madera y lata y muchos de sus habitantes viven en precarias condiciones.

Los dueños de las casas afectadas, que perdieron todas sus pertenencias, retornaron al lugar este miércoles para levantar los escombros y rescatar lo que puedan, en medio de los fierros retorcidos y aún incandescentes.

"Horrible, terrible, ver en llamas las casas de mis vecinos, la mía. Perder el sacrificio, el trabajo de 20 años (…) lamentablemente todos quedamos sin hogar", dijo entre lágrimas Silvia Puga, de 49 años.

"Yo pensaba que iba a ser una Navidad no muy buena por la situación que tiene el país, pero iba a ser una Navidad en familia. Esto lo arruinó todo", sostuvo otro afectado, César Umaña, refiriéndose al estallido social que comenzó hace más de dos meses en Chile con masivas movilizaciones en demanda de medidas para enfrentar la desigualdad y que han dejado 28 muertos.

Los vecinos expresaron su preocupación por las altas temperaturas, que podrían reavivar las llamas de los escombros y metales que aún arden.

Pero la intensidad del incendio ha caído ostensiblemente en las zonas habitadas, mientras que bomberos aún intentan combatir focos activos en puntos deshabitados de los cerros, explicó el ministro Blumel.

- Investigación –

Las causas de los siniestros son investigadas por el Ministerio Público, y el gobierno anunció demandas contra posibles responsables.

"Hay indicios de que este incendio podría ser intencional", dijo Blumel.

En redes sociales circula un video en el que se ve a personas y un vehículo cerca de donde comenzó el incendio.

"La fiscalía está a cargo de identificar a las personas sospechosas y eventualmente establecer si hubo responsabilidades, pero hay bastantes indicios de que esto pudo haber sido", añadió Blumel.

El gobierno chileno comprometió 165 millones de dólares para combatir la difícil temporada de incendios, ante una dura sequía que afecta el centro del país desde hace más de una década.