Última Hora

El delantero brasileño Anderson Lopes protagonizó el susto más grande -y gracioso- de la jornada en la Primera División de Japón este fin de semana.

Los rojinegros del Hokkaido Consadole Sapporo estrenaron estadio este viernes, pero por lo visto su delantero estrella no conocía bien el nuevo recinto.

Lopes, al marcar el tercero de los cuatro goles que hizo, salió a celebrar con todos sus aficionados a un costado del marco, pero no sabía que detrás de las vallas publicitarias había un vació de más de dos metros... y saltó.

De inmediato sus compañeros se percataron del incidente y fueron a ayudar al delantero suramericano, a la vez que llamaban a los cuerpos de socorro.

Anderson Lopes quedó tirado en el pavimento boca arriba, y después de ser atendido por los médicos se levantó, y con un evidente dolor en su espalda se reincorporó al terreno de juego.

Después del susto hasta sus propios compañeros bromearon sobre lo acontecido.

El juego terminó 5-2 con triunfo del Sapporo ante el Shimizu S-Pulse.