Última Hora

Un policía antimotines nicaragüense estuvo 7 meses en la cárcel por negarse a reprimir las protestas.

Medios de ese país destacan este lunes la libertad que recibió Julio César Espinoza.

Él fue uno de los considerados reos políticos que tiene el gobierno de Daniel Ortega.

En abril recibió una pedrada en la cabeza durante una manifestación en Masaya. Mientras se recuperaba en su casa vio los abusos de algunos compañeros por lo que tramitó su retiro.

A raíz de esta decisión, en agosto fue secuestrado por policías y paramilitares.

Organizaciones creen que aún hay en las cárceles hay al menos 600 reos políticos, entre ellos la periodista nicaragüense-costarricense, Lucía Pineda.